“El futuro está en Ourense, en que hagamos bien las cosas, en que nos defendamos y con esa base estar en otros mercados”

Marco Antonio Vázquez asume la gestión de la histórica firma ourensana Cafés Campos Las Antillas,a su vez fruto de una fusión plasmada en los años 70 del pasado siglo. El café es el segundo producto más consumido del mundo, después del petróleo, pero no está considerado como un artículo de primera necesidad.

La crisis y la especulación del grano como valor refugio de inversores ha puesto a prueba la capacidad de resistencia de muchas empresas, entre ellas, Cafés Campos Las Antillas, que se mantiene gracias a un principio vital: la calidad.

Si el café no es un elemento de primera necesidad, ¿cómo se consigue posicionar una marca local en plena crisis?

El café no es, efectivamente, un elemento de primera necesidad, no es como el pan o la leche. Es un producto de lujo, pero es el segundo producto del mundo más consumido después del petróleo. Está siendo difícil mantener la posición en plena crisis porque no hay que olvidar que el café es un producto que se compra en Bolsa y está sujeta a la actividad de los fondos de inversión que se han ido a por él como valor refugio y hemos tenido unos años de unos incrementos de precio de hasta el 80 o el 90% en verde.

Y eso no lo hemos podido repercutir al mercado, sino todo lo contrario, hemos tenido que aguantar ese tirón durante dos o tres años. Lo hemos conseguido porque hemos hecho los deberes, hemos comprado adecuadamente, hemos tenido la bodega llena cuando era necesario y por eso hemos aguantado durante este tiempo.

Por lo tanto, la especulación también se apoderó del grano de café.

Así es. Un ejemplo: rumores de lluvia en Brasil, el café sube, porque Brasil es el primer productor del mundo. Heladas en Colombia, pues sube aún más y, de repente, no hay heladas ni hay lluvias y vuelve a bajar. Por lo tanto, de un día para otro yo puedo traer un camión de 25.000 kilos y pagar por culpa de la especulación 10.000 o 15.000 euros de más.

¿Cuáles son los mercados de aprovisionamiento de Cafés Campos?

Solemos traer el producto de muchos países del mundo, sobre todo Colombia y Brasil. También traemos los “robusta” asiáticos o africanos, que son cafés suaves y están teniendo aceptación importante en los clientes.

¿Qué proceso de transformación hacen en el tostadero ourensano?

Traemos el café en verde y aquí hacemos todo: la mezcla, el tostado, el enfriado, el envasado y la distribución al cliente final. Luego vendemos en las cuatro provincias gallegas y desde hace casi medio siglo estamos en León, Ponferrada y Astorga. Tenemos clientes dispersos por toda España, en Madrid, Sevilla, Barcelona, etcétera.

En un mercado tan importante pero con tantas marcas de competencia, ¿cuál es la estrategia a seguir para mantener la empresa?

La calidad, sin duda. Ya lo decía mi tío abuelo, Florencio Álvarez, fundador de esta empresa, lo dijo mi padre, Luciano Vázquez, y me lo han transmitido a mí: antes de dar un mal producto cerraremos la empresa. No estamos dispuestos a tirar el nombre de esta empresa porque el mercado vaya por otro lado.

No hemos cambiado nada en las mezclas de nuestro café, son las mismas que hace 50 años. Hemos cambiado muchas cosas en la empresa, pero no el producto ni su calidad. Eso es lo que nos
distingue, por eso generación tras generación vienen a comprar nuestro café, aún sabiendo que es más caro que otros que están en el supermercado.

Sí, pero ¿hasta qué punto se paga más por un artículo de lujo cuando todo el mundo mira más que nunca el dinero? ¿Cuántos clientes les han abandonado?

Hemos intentado explicar a nuestros clientes que no todos los productos son iguales y que hemos apostado por la calidad aunque nos haya resultado carísimo. Es duro explicarlo pero tenemos que hacerlo así..

Usted está en la cuarta generación de la empresa. ¿Pesa mucho la historia en la toma de decisiones?

Pesa mucho. Entre mis antecesores está Florencio Álvarez, que ha sido presidente de la Caja de Ahorros, de la Cámara de Comercio o de Club Deportivo Ourense. Mi padre ha sido su apoderado toda la vida y también ha sido muy reconocido. Por lo tanto, los que llegamos ahora tenemos que mantenerlo, al menos no estropearlo. Eso es lo que hay que asumir.

¿Y cómo se proyecta esa historia hacia el futuro?

El futuro está en la ciudad, en que nosotros mismos nos defendamos, en que hagamos bien las cosas. Con esa base fuerte, intentar estar en otros mercados, pero estamos haciendo un gran esfuerzo porque el ourensano valore esta empresa, como otras que lo están haciendo bien. Tenemos que provocar la sinergia de que si defiendes lo tuyo nos irá mejor. De momento los resultados nos están saliendo bien.

¿Y lo hacen bien las empresas ourensanas?

Ourense es una tierra de emprendedores. Está apareciendo gente nueva, que tiene ganas y eso es muy difícil porque sigo sin ver tantas ayudas como se dice. Sí hay empresas en Ourense de muchos sectores que lo están haciendo muy bien.

Dice que no hay ayudas para empezar. Posiblemente su bisabuelo tuvo menos cuando empezó.

Muchas menos, pero vino de Cuba y montó el tostadero y a partir de ahí empezó todo. Quizá debemos de quejarnos menos y ver por dónde podemos salir. Si tu no tienes ganas, no hay nada que hacer. Si tu idea no es buena, si no tienes intención, las ayudas no van a servir de nada porque una buena idea sin ayudas saldrá para adelante, seguro.

¿Hay esas ganas en su generación empresarial en Ourense?

Me gustaría decir que hay mucho recorrido en Ourense, pero es cierto que no hay muchas salidas para los jóvenes. Si está complicado para los que ya tienen una posición, los que empiezan de cero lo tienen más complicado, pero confío en que haya soluciones pronto y la gente apueste por Ourense.

Pero seremos los ourensanos los que tengamos que sacar esto adelante.

Lo acabo de decir. Si somos nosotros los que nos apoyamos, tenemos muchas opciones de salir adelante. No estoy haciendo una promoción gratuita de los ourensanos, pero muchas veces tenemos aquí la calidad y los recursos, que debemos potenciar. Hay que ir a buscar fuera lo que no tenemos aquí, pero aquí hay muchas cosas buenas, de gran calidad.

¿Tiene otro valor dirigir una empresa familiar?

Creo que tiene unos valores muy importantes que a la gente le gusta, sobre todo identificar a la empresa con una gente en concreto en Ourense siempre es positivo.

Volviendo sobre nuestros pasos, ¿es difícil innovar en el mundo del café?

No es difícil, aunque está casi todo hecho. Creo que es importante unir la tradición con la vanguardia Debemos seguir siendo fieles al café porque, a veces se habla de café de fresa, de canela… Eso lo podemos hacer todos en nuestra casa.

Sin embargo, una multinacional como Nestlé revolucionó el sector con la cápsula Nespresso.

Más que Nespresso yo creo que lo que influyó fue George Clooney por la campaña de publicidad. Si lo anuncia otra persona no hubiese tenido el mismo éxito, estoy convencido. Tiene su éxito, sin duda. Yo no estoy muy a favor de ese producto porque lo nuestro es el café en grano, el café recién molido y donde esté un café recién molido no hay cápsula que lo mejore.

¿Renuncia por lo tanto a ese producto?

Nunca digas de esa agua no beberé. Estamos haciendo estudios con nuestro café para encapsularlo pero me tiene que dar un resultado óptimo y todavía no lo ha dado. Por lo tanto, repito lo del chef: ¿qué prefieres, una pieza de solimillo entera o el producto en lata?

FICHA

Nombre:

Marco Antonio Vázquez Álvarez (45 años)

Cargo

Director de Cafés Campos Las Antillas

Sector de la empresa

Elaboración y comercialización de cafés con marca propia

Empleo

15 personas

Cifras de negocio

Más de un millón de euros

Instalaciones

Se ubica en Quintela de Canedo, en unos terrenos de 14.000 metros cuadrados

Empresa

Cafés Campos nació en 1922 y Las Antillas en 1947. Las Antillas compró Campos en el año 1972

¿Te ha gustado el artículo?

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad